Línea y/o procedimientos de denuncia

La Democracia Cristiana dispone actualmente dentro de sus órganos de fiscalización y control:

  • Tribunal Supremo
  • Tribunales Regionales

TRIBUNAL SUPREMO

Constituye la máxima autoridad jurisdiccional del Partido. Sus resoluciones son vinculantes para todas las instancias, organismos y militantes. Su sede se encuentra en la ciudad de Santiago, Región Metropolitana.
El Tribunal Supremo está compuesto por 15 miembros titulares y 15 suplentes, y sus decisiones deberán ser adoptadas por la mayoría de sus miembros en ejercicio.
La mayoría absoluta de sus miembros determinará el mecanismo de vistas de causas, así como su priorización.
Corresponde al Tribunal Supremo, además de las atribuciones que le asigna la Ley Orgánica de Partidos Políticos o el Estatuto partidario, entre varias, las siguientes facultades:
Conocer y resolver las denuncias que se formulen contra afiliados al partido, sean o no autoridades de él, por actos de indisciplina o violatorios de la declaración de principios o de los estatutos, o por conductas indebidas que constituyan faltas a la ética o comprometan los intereses o el prestigio del partido.
Aplicar las medidas disciplinarias que los estatutos señalen, contemplando las disposiciones que hagan efectivo un debido proceso.

TRIBUNALES REGIONALES
A nivel regional y para cada una de las regiones del país, existirá un Tribunal denominado Tribunal Regional.

El Tribunal Regional estará compuesto por 5 miembros titulares y 5 miembros suplentes. Estos serán electos por mayoría absoluta de las Juntas Regionales, donde sus miembros votarán por 5 nombres, resguardando votar por un máximo del 60 por ciento de un mismo sexo. Se votará previa audiencia de los candidatos. Se hará una votación para los titulares y otra para los suplentes, siguiendo las mismas normas. A lo menos uno de sus integrantes deberá contar con título de abogado. Los suplentes integrarán el Tribunal por impedimento temporal o definitivo de alguno de los titulares. Tanto titulares como suplentes deberán tener a lo menos 4 años de militancia. Los miembros pueden ser electos hasta dos veces consecutivamente. Los Tribunales Regionales podrán funcionar para la competencia en lo electoral y en lo disciplinario, según lo determine el Tribunal Supremo. Independientemente del número total de integrantes que tengan, los tribunales regionales sesionarán con mayoría absoluta de los miembros en ejercicio. En cuanto a la prelación de los miembros, el acceso a la titularidad de los suplentes y las vacancias de los mismos, se aplicarán las normas que sobre estas materias rigen para el Tribunal Supremo. Su sede será la capital regional respectiva.

El Tribunal Regional conocerá en primera instancia y en relación al ámbito regional, de las materias contempladas en la normativa interna, y a lo menos las establecidas en las letras c), d), e), f) y g) del artículo 28 de la ley 18.603. 29 las sentencias de los tribunales regionales serán apelables para ante el Tribunal Supremo, en la forma y plazos que establezca a través de un reglamento emanado por el Tribunal Supremo. Si la sentencia definitiva dispone la expulsión de un afiliado, y de ella no se reclamare, se elevará en consulta al Tribunal Supremo.

EL PROCEDIMIENTO JURISDICCIONAL
La tramitación de las causas por infracciones y faltas a la disciplina, ante el Tribunal Supremo y ante los Tribunales Regionales, se ajustará a un procedimiento concentrado, breve y sumario, preferentemente de carácter oral que respete el principio del debido proceso y se sujetará al siguiente procedimiento mínimo:
Pronunciarse sobre la admisibilidad de la denuncia, la que deberá estar consignada por escrito y bajo nombre y firma debidamente identificados. Si el Tribunal estima que los hechos a que se refiere la denuncia son ajenos a la competencia disciplinaria del Partido, o, cuando aparezca de manifiesto o resultare de los antecedentes reunidos, la falta absoluta de fundamento, podrá disponer el inmediato archivo de los antecedentes. Lo mismo hará respecto de la denuncia formulada después de un año de ocurridos los hechos en que se funda. Declarada inadmisible la denuncia, se entenderá por ese solo hecho que queda sin efecto la suspensión preventiva decretada por la Directiva Nacional o por el Consejo Nacional, si fuere el caso.
La presentación de escritos y de copias de documentos podrá hacerse siempre por la vía de correo electrónico dirigido al secretario del Tribunal, quien deberá acusar recibo. No obstante, el Tribunal podrá siempre que lo estime conveniente, exigir la ratificación personal de las firmas o la entrega de copias u originales ante el secretario del Tribunal o ante funcionario del Partido que designe al efecto.

Cualquier persona que necesite o desee realizar una denuncia podrá realizarla mediante los siguientes canales de comunicación:

Método Presencial

Tribunal Supremo: Oficinas Partido Demócrata Cristiano en Avenida Libertador Bernardo O’Higgins # 1460. de lunes a viernes entre las 8:30 horas – 14:00 y desde 15:00 – 17:30 en Tribunal Supremo quien recibe y timbra y anota fecha de recepción de la documentación, comunica y pone en tabla las denuncia, dentro de los 15 días hábiles siguientes se revisará el mérito de la denuncia y se comunicará las acciones a seguir.

Tribunales Regionales: Oficinas de la sede, ubicada en la capital regional.

Método Escrito Físico (carta, documento, misiva, sobre, carpeta, archivador)

Oficina de Partes (recepción) Dirigida al Tribunal Supremo , el encargado de recepcionar los documentos llenara en Libro de partes la existencia del comunicado Carta Sobre o Documentación y remitirá a la secretaría del Tribunal Supremo dejando registro de recepción en libro.

Método Correo Electrónico (Email)

Tribunal Supremo PDC: tribunalsupremopdc@yahoo.es

El Tribunal Supremo dentro de un plazo dentro de 15 días hábiles revisara el mérito de la denuncia y comunicara si se revisara con mayor profundidad la denuncia.


Actualización Estatutos Partido Demócrata Cristiano 05/06/2017

Actualización Transparencia: 03 Abril 2019